Tepeaca, proceso de acercamiento II


Un tercer indicio y quizá el más imponente es el ex convento dedicado a San Francisco de Asís que puede verse desde varios kilómetros a la redonda. Lo primero que se distingue es una mole imponente rematada con almenas.

Ya dentro del atrio pude verse la fachada del conjunto templo-convento. La portada es austera, renacentista y el acceso esta decorado con pomas.

También observamos la ventana de coro, exactamente bajo de ella, se encuentra uno de los dos pasos de ronda con que cuenta el convento.

También pueden apreciarse troneras en la base del campanario de mano derecha lo que le da un mayor aspecto de fortificación, es quizá por esa razón que por lo general se conoce a estas construcciones como conventos fortaleza.

Mucho se ha discutido si en verdad tenían esta función dado que no hubo casos de rebelión en contra de los frailes y la mayoría de los críticos está de acuerdo en que la traza de los conventos respondió a los estilos arquitectónicos que conocían los frailes encargados de diseñarlos, no olvidemos que provenían de un país con un fuerte proceso de reconquista.

Quiero hacer énfasis en el doble paso de ronda porque es el único caso que he encontrado en nuestro país y he visitado un muy buen número de ellos.

El acceso al convento es también muy interesante por su rica ornamentación.

Durante el siglo XVIII se hizo la construcción de una capilla barroca ricamente ornamentada con relieves en argamasa.

Ahora bien, este indicio ¿Qué me indicaba? que si se estableció un convento de estas proporciones y cuyo objetivo era la evangelización debió existir una fuerte población indígena cercana.

Investigué y resultó cierto, Tepeaca se había poblado desde el siglo VII – VIII de nuestra era, sus primeros habitantes fueron olmecas que constantemente tuvieron que luchar por su territorio hasta que poco antes de la llegada de los españoles fue derrotada por los aztecas.

¿Por qué la lucha por el territorio durante la época prehispánica y por qué precisamente allí fundó Cortés la ciudad de Segura de la Frontera? por su posición estratégica, es el lugar en que confluyen caminos para llegar a la ciudad de México desde diversos puntos de la costa y del sur.

Otro indicio aunque más reciente es el templo del Niño Doctor imagen que atrae a miles de peregrinos de la región y de diversos puntos del país (el periódico digital dice que es millón y medio de visitantes). Se le llama niño doctor porque es la imagen del niño Jesús vestido de médico y quien auxilia a los enfermos. En abril se celebra su fiesta que es muy importante para la población.

Imagen tomada del periodicodigital.com

Como estos indicios existen otros que no pude visitar pero que muestran que esta fue una población de suma importancia y con una historia muy larga, mi proceso de acercamiento a esta población va adelantado, espero seguir avanzando.

Categories: ambar amarillo, Arquitectura colonial

1 comment

  1. que bien, me parece perfecto el trabajo que esta haciendo, porque resulta muy importante conocer su pasado para entender su presente, es padrisimo darnos cuenta como es que nada es por causlidad y todo tiene unporque, que bueno le echo porras maestra para que siga con su investigaciòn y nos ilustre con su conocimientos.

Deja un comentario