Tocar el fuego, trilogía II


Se ha dicho y con razón que los libros de Eraclio Zepeda son en gran parte historia y es verdad. En ellos se entretejen de forma magistral los hechos suscitados a nivel personal, en este caso de sus antepasados, con los acontecimientos que se dieron, dirían ellos, en la patria grande pero también en la chica, el Estado, la región, el pueblo y la hacienda.

Se narra en este texto lo sucedido en el convulso siglo XIX, tanto la invasión norteamericana como la intervención francesa y la participación de un reducido grupo de chipanecos en ambos acontecimientos, cuando ellos recién se inauguraban  como ciudadanos, debido a su reciente incorporación al país y su separación de Guatemala.

Pero además se da cuenta de la lucha entre conservadores y liberales, que dejó gran destrucción en el país además  de muertes entre los diversos  grupos  sociales del país.

La  zona en que habitaban los antecesores de Laco, era selvática, en lo que actualmente se conoce como zona de la selva, muy cerca de los límites con Tabasco, además su casa se localizaba en el paso hacia todos esos municipios del norte del Estado y el sur de Tabasco por lo que al iniciarse la invasión norteamericana, se aliaron con sus vecinos para enfrentar a los invasores.

Desembarco estadounidense en San Juan Bautista, capital de Tabasco Tomada de la red.

De esta acción transcribo: “La pelea se dio en San Juan Buenavista. Al amanecer del veintitrés de octubre del año 46 las cañoneras al mando del comodoro Mathew Perry tomaron posiciones. Traían varios buques de vapor: el Vixen, el Mississippi, el McLane, y tres goletas: Bonita, Reefeer y la Nonata… Nosotros bajo el mando del gobernador tabasqueño, don Juan Francisco Traconis, nos habíamos atrincherado en la orilla del río. Éramos fusileros, aunque al último momento nos mandaron, para mayor enjundia, un cañoncito ronco, muy ruidoso pero de poca muerte. Y fuimos artilleros. Los gringos descargaron su fuego naval sobre la ciudad. Una de las primeras bombas rompió el asta bandera en que ondeaba nuestro pabellón nacional… El cañoneo siguió todo el día, rompiendo casas, volando cuarteles, matando civiles. Para evitar mayores pérdidas  el gobernador ordenó evacuar San Juan Bautista y …salimos juntos chiapanecos, tabasqueños y otros mexicanos…tomaron san Juan Bautista los gringos y luego no supieron que hacer con ella. Nuestras fuerzas aliadas, las pulgas, los mosquitos y las garrapatas nos ayudaron mucho… Así es la guerra unos salen y otros entran, como los cartuchos de la carabina».

Después de esto nos narra que el protagonista -el joven Ezequiel Urbina- organizó su propio grupo armado y fue a Chiapa (hoy de Corzo) para hacer una petición y lo que logró fue que le dieran un cargo militar a sus dieciocho años. Con ellos libró batallas en las principales ciudades de Chiapas, luchando siempre del lado liberal, después de cada misión regresaba a Chiapa, ciudad pequeña pero con magníficos edificios. Agrego una fotografía para quien no conozcan el lugar.

En la población se encontraba el asiento del gobierno del Estado con don  Ángel Albino Corzo a la cabeza, es evidente la fuente mudéjar en medio de la plaza, en una de las esquinas estuvo la casa del gobernador, actualmente es un centro cultural; también nos describe en el libro cómo era la población, los barrios con los que contaba, las diversas incursiones de los conservadores.

En cuanto a la intervención francesa, otro de los hechos trascendentes del siglo XIX recupero esta obra localizada en el Castillo de Chapultepec  (Museo Nacional de Historia)

Fotografía tomada en el Castillo de Chapultepec, unos días antes de la pandemia del COVID- 19

Llegar de Chiapas a Puebla, para iniciar actividades de defensa les llevó un buen número de jornadas que sirvieron para comprar elementos de los que carecían, incluido huaraches, pues un gran número de los participantes iban descalzos. Durante ese recorrido fueron conociendo lugares insospechados como la nieve, gentes hablantes de diversas lenguas, comidas diversas, dos ejemplos de ello: para salir de Chiapas, pernoctaron en Cintalapa, uno de los hacendados les dio alojamiento y los despidió con un “el almuerzo que el finquero les invitó fue memorable : tasajo, chirmol con pepita y huevos duros, chicharrón, frijoles con carne gorda, queso fresco y seco, crema, mantequilla lavada, atol agrio y tortillas enormes”. Para quienes hemos vivido o visitado Chiapas nos es fácil imaginar la satisfacción de los soldados, cuando había días que debían conformarse con muy poco alimento.

Pero en relación con alimentos, cuando llegaron al territorio de Oaxaca, también encontraron gran variedad. “En Tehuantepec comieron iguanas  en diversos guisos, sus huevos, que tienen fama de brindar poderes como los de la tortuga; el pescado seco capeado o asado para el almuerzo. Y en las noches garnachas y tacos de pollo con salsas y ensalada  de repollo. El totoposte o totopo con camarón seco y queso de Cintalapa era el pan cotidiano de la tropa que marchaba”. En la actualidad está relación comercial a nivel de la región sigue existiendo, uno puede encontrar en todos los mercados de Oaxaca, los famosos quesos chiapanecos, producto de los buenos pastos y ganadería de la llanura costera con que cuenta el estado.

Podemos también encontrar la descripción de la participación de los chiapanecos  en varios enfrentamientos con los franceses cerca de Orizaba; cómo se perdieron esos encuentros y fueron hechos prisioneros, su traslado a Veracruz para ser embarcados a la Martinica y como algunos lograron escapar y regresar a Chiapas para reintegrarse a la vida civil.

En la parte final Laco recupera una de las visitas de Ezequiel Urbina a San Cristóbal, para describir la existencia del primer burdel en San Cristóbal, como ya lo compartí en una entrada anterior, los invito a que también lo vea, la emoción y la risa se las garantizo.

Aquí puedes leer la primera parte sobre la trilogía de la obra de Eraclio Zepeda: Las grandes lluvias.

Categories: ambar amarillo, Filosofía, literatura y música, Historias de vidaTags: , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

%%footer%%